Meditación guiada


Todos los jueves a partir del 13 de Septiembre de 19:00 a 20:30


lamayesheLa Meditación es una herramienta básica para cultivar la paz y el bienestar personal, descubrir la verdadera naturaleza de tu mente y experimentar cómo la verdadera felicidad viene de nuestra propia mente.

El Budismo Tibetano ofrece técnicas poderosas para cultivar concentración, conocimiento interior, buen corazón y sabiduría, cualidades con las que no solo nos beneficiamos nosotros sino también a las personas que nos rodean. Cuando tu mente está en calma, esa tranquilidad se transmite a los demás.

En cada sesión se practican varias técnicas de meditación guiadas que pueden seguirse de manera muy sencilla. Su contenido y formato es práctico, fuera de cualquier contexto religioso, por lo por lo que son aptas para personas con diferentes tipos de creencias, edades y habilidades, tanto para principiantes como para aquellos con mayor experiencia.

Las meditaciones que practicamos son:

  • Meditación Samatha o Shine para cultivar concentración y calma mental
  • Meditaciones analíticas guiadas para desarrollar sabiduría, cualidades positivas y antídotos a las emociones aflictivas.

Un extracto de las enseñanzas de Lama Yeshe:

Todos tenemos mente; todos percibimos los fenómenos a través de nuestros sentidos; todos somos iguales en cuanto a nuestro deseo de disfrutar del mundo sensorial; y todos nos hemos aferrado del mismo modo al mundo sensorial, desconociendo tanto la realidad de nuestro mundo interior como la del exterior.

No hay diferencias entre nosotros, aunque tengas el pelo largo o corto, aunque seas negro, blanco o amarillo, aunque vistas de esta manera o de esta otra. Todos somos iguales. ¿Por qué? Porque la mente humana es como un océano y nosotros parecemos mucho en el modo en que hemos evolucionado sobre la tierra.

Una observación superficial del mundo sensorial puede llevar a creer que los problemas de las personas son distintos, pero sí lo examinarán más a fondo todos los demás son amigos iguales.

Lo que hace que los problemas de la gente parezcan únicos en las diferentes interpretaciones que cada uno hace de sus experiencias. Este modo de examinar la realidad no es necesario un ejercicio espiritual.

Tampoco tienes por qué creer o que tienes una mente – todo lo que tiene que ver es cómo funciona y cómo no obsesionarte demasiado con el mundo que te rodea.

El Buda nunca hizo demasiado énfasis en las creencias. En su lugar, nos exhortó a que investigararamos e intentáramos comprender la realidad de nuestro propio ser.

Aportación: 6 euros por sesión

Aviso de cookies